RIP Email 1970-2015

El e-mail revolucionó la forma en que el mundo se comunica. Sin embargo, las Redes Sociales Corporativas, rápidamente están reemplazando el correo electrónico como una mejor, y más eficiente manera de comunicarse en el lugar de trabajo.

El hecho de poder mandar un correo electrónico en un instante revolucionó la manera que la gente se comunica. En los últimos 20 años el e-mail ha hecho más que cualquier otra invención para progresar y unir la humanidad. Sin embargo, como en las invenciones más importantes, las mejoras en herramientas más eficientes, han provocado un cambio en el panorama tecnológico. El e-mail no va a desaparecer de un día para otro, pero su caída y eventual muerte son inevitables.

Por Qué Es Inevitable la Muerte del E-mail?

Hay dos razones principales para usar e-mail: a) razones personales, y b) razones de trabajo.

Revisemos esto desde el punto de vista de la comunicación personal del e-mail. Obviamente algunas personas todavía usan el e-mail para mandar fotos de la familia, compartir videos graciosos, discutir planes para las vacaciones, o para pasar esas largas cadenas de e-mail, que le amenazan con 10 años de mala suerte si no las comparte con todos en su lista de contactos.

Sin embargo, las generaciones jóvenes están creciendo con diversos tipos de herramientas para comunicarse. Un estudio reciente realizado por la Universidad Argentina de la Empresa (UADE) mostró que la “Generación Z” (los nacidos entre 1995-2005) casi no usa el e-mail. El 79% reconoció que el e-mail no es esencial, o simplemente no era parte de su vida online.

Actualmente, existen generaciones que están creciendo sin el uso de e-mail. ¿Por qué? La respuesta, se debe a que existen mejores productos. Hay formas de comunicarse aún más personales y eficientes. De la misma manera que el e-mail revolucionó la comunicación personal, ahora está siendo sustituido por redes sociales como Facebook y Twitter, donde las personas pueden chatear, compartir fotos, y postear videos instantáneamente de una manera más amigable. Las redes sociales permiten que personas en todo el mundo se conecten, comenzar conversaciones con personas fuera de su círculo cerrado, incorporar nuevas aplicaciones, e incorporar actualizaciones de estado de amigos y familia al instante, y en un solo lugar.

Redes Sociales Empresariales: La Última Gota

El último lugar donde las personas continuaban a usar el e-mail era en el trabajo. El e-mail era la tecnología para colaborar en proyectos, comunicar internamente, y relacionarse con los clientes. Pero con el aumento en la cantidad de e-mails que enviamos y recibimos todos los días, navegar por casillas llenas de SPAM y largas cadenas de e-mail (Re:, Re:, Re:, etc.) es una manera muy ineficaz de encontrar las personas y la información necesaria para completar un trabajo.

De acuerdo al Radicati Group en promedio un trabajador envía y recibe 110 e-mails por día; si tarda 90 segundos para escribir y leer un e-mail (una estimación baja), el trabajador pasa 2 horas y 45 minutos por día controlando su mail. Otro estudio realizado por McKinsey Global Institute, estima que un trabajador normal en una empresa gasta 28 horas por semana escribiendo e-mails, buscando información y colaborando internamente.

De todos modos, la realidad es que el e-mail es ineficiente. Es una herramienta de comunicación lineal. Funciona sólo cuando la conversación es entre dos personas.

El e-mail no fue hecho para facilitar el tipo de colaboración que define las empresas modernas.

Los profesionales hoy en día necesitan comunicación instantánea con equipos regionales y globales, feedback (comentario/información) en tiempo real, y el intercambio de experiencias a través de departamentos y niveles jerárquicos. El e-mail simplemente no puede resolver estos desafíos de forma eficaz.

Las Redes Sociales Empresariales (RSEs), o Redes Sociales Corporativas (RSCs) sí pueden. Tienen una plataforma flexible donde las personas que trabajan en diferentes departamentos y diferentes lugares pueden colaborar en tiempo real, además de crear y ejecutar un proyecto. RSEs mejoran la innovación y el proceso de generar ideas, debido a la facilidad para encontrar expertos internos y unir colegas de diferentes equipos. Todo el equipo puede ver los beneficios de la información compartida. Además, con las aplicaciones móviles, los equipos tienen acceso a toda su información y pueden comunicarse con todos sus colegas desde cualquier lugar.

La forma de comunicarse en nuestras vidas personales y en el trabajo ya cambió. El e-mail era la raíz de este cambio, pero ahora está siendo reemplazado por productos mejores. Facebook y Twitter son las principales maneras de comunicación personal y las Redes Sociales Corporativas son las plataformas más eficientes para la colaboración interna de las empresas.

Ahora que las generaciones nuevas están empezando a entrar en el mercado del trabajo—generaciones que fueron criadas con comunicación instantánea y redes sociales—las personas y las empresas que continúen a usar las antiguas formas de comunicación se quedarán atrás.

Mi consejo a las empresas: adáptense ya. Adelántense a la competencia, y aprovechen estas tecnologías innovadoras que aumentarán la productividad de sus equipos hoy.

Noticias recomendadas