Cómo Medir Los Resultados De Su Programa De Comunicación Interna

La medición de la comunicación interna muchas veces es dejada de lado en los sectores de comunicación interna o recursos humanos de una empresa. Tal vez porque existen asuntos “más urgentes”, se desestima esta importante herramienta de planificación.

Los resultados de una medición sirven como una foto del estado actual de la comunicación interna en las organizaciones. A partir de ella, se puede elaborar un diagnostico de comunicación interna, para entender cuáles son las problemáticas sobre las que debemos trabajar.

Pero, ¿en qué consiste exactamente una medición de comunicación interna? Se trata de evitar especular o suponer, y en lugar de ello recolectar información concreta sobre cómo viven el día a día los colaboradores de la organización.

Para esto, se pueden desarrollar diferentes técnicas: medición de canales (intranet, red social corporativa, e-mail), campañas y acciones, diseño e implementación de encuestas, entrevistas en profundidad , focus groups, análisis de relevamientos y otras acciones destinadas a recopilar la opinión de quienes trabajan en la empresa o colaboran con ella.

Muchas veces la medición es relativamente sencilla; por ejemplo, los canales on-line pueden darnos estadísticas automáticas sobre cantidad de mails recibidos, cantidad de comentarios en la red social corporativa, cantidad de visitas, etc. Lo importante, es tener en claro qué datos necesitamos, según los objetivos de comunicación interna de nuestra empresa, y centrarnos en las claves realmente útiles para elaborar planes a futuro.

Sin embargo, la mayoría de las empresas de Latinoamérica no lleva a cabo mediciones de Comunicación Interna.

Según una encuesta realizada por la Agencia BW, menos de un 40% de los referentes o encargados de la Comunicación Interna de las grandes empresas de la región, dijeron realizar mediciones formales de sus medios internos.

Y tan sólo el 7% de ellos afirmó realizar auditorías de Comunicación Interna integrales. Los principales instrumentos utilizados son las conversaciones informales con el personal de la empresa y la información provista por la encuesta de clima.

De quienes realizan mediciones, el 27% de los encuestados afirmaron que no utilizaban indicadores específicos en la medición, pero el restante 73% mencionó muchas alternativas que están a mano de cualquier referente, como la cantidad de clics que se hacen en la Intranet, cantidad de logueos en la red social corporativa, o el porcentaje de participación en un concurso o evento interno.

El desafío es incluir la medición permanente en los planes de comunicación interna de las empresas para poder medir el éxito y efectividad de las acciones con indicadores adecuados. Esto se debe decidir en base a los objetivos que tenemos. Por ejemplo, si la idea es realizar un evento para mejorar las relaciones entre jefes y empleados ¿qué nos importa medir? ¿el nivel de asistencia? ¿o los resultados reales de la acción a posteriori y si repercutieron en el problema que existía? En este caso, una buena opción es hacer encuestas o entrevistas posteriores para saber si cambió la dinámica real de las relaciones en la oficina después de dicho evento.

Sin duda, una orientación correcta de la medición en comunicación interna puede colaborar con la detección de problemas y también en la constatación de los resultados de las acciones llevadas a cabo.

Noticias recomendadas